Cómo ganarle al desánimo a la hora de trabajar de forma freelance

En ARTEgami hablamos siempre de los diseñadores y trabajadores freelance porque muchos lo somos, y nos interesa aprender y enseñar lo que sabemos para que todos los que trabajamos de esta forma independiente podamos progresar.

En el Blog Del Freelance siempre publican artículos muy útiles para los profesionales y trabajadores freelance y en esta ocación quiero comentarles un post que habla sobre las causas del desánimo a la hora de trabajar de forma freelance

Si bien hay muchos factores que dificultan el trabajo de forma freelance, uno de ellos puede depender de nosotros, y con esto me refiero a nuestro estado de ánimo a la hora de trabajar.

Según leí, nuestro estado de ánimo puede verse alterado por distintos factores como:

Críticas: es imposible en este ámbito de trabajo no recibir criticas, tanto buenas como malas. En la mayoría de los casos las críticas no son buenas, porque al cliente no le gustó algo, porque alguien no obtuvo algo como quería o por cualquier motivo, las críticas deben ser tomadas como constructivas, es decir, rescatar de ellas lo que puede hacernos mejorar y no desanimarse si no se reciben solo buenas críticas.

Causas Personales: la vida de cada persona es distinta a la de otras y muchas veces la vida personal tiene momentos difíciles que afectan a nuestro trabajo. Lo ideal sería separar lo laboral de lo personal pero en el ámbito freelance es algo bastante difícil. Lo que hay que tener en cuenta en estos casos es que TODO PASA, y después de la tormenta sale el SOL.

Aburrimiento: A veces los trabajos son similares o repetitivos y la rutina a la larga cansa y aburre. Hay que tratar de resolver algo de distintas formas para estar siempre activos y ser más originales y de paso no aburrirnos.

Problemas de Salud: es muy probable que alguna vez en el año tengamos algún problema de salud, aunque sea leve, porque somos seres humanos, y en esos días de cama no siempre sentimos el ánimo suficiente para afrontar el trabajo. Yo trato de aprovechar esos días para despejarme realmente y cuando sano retomar con más ánimos el trabajo.

Sobrecarga: el exceso de trabajo también puede hacer variar nuestro estado de ánimo y sobre todo puede perjudicarnos tanto mentalmente como en nuestro desempeño ya que es mejor hacer bien pocos trabajos y no hacer mal muchos. Al tomar pocos proyectos podemos focalizarnos mejor en ellos, prestarles más atención, tendremos más tiempo para aprender del cliente y conocerlo y terminaremos realizando un mejor trabajo.

Exceso de Expectativas: Si bien nuestra autoestima es importante, no debemos generarnos falsas expectativas con un proyecto. Para esto yo sugiero siempre hacer un estudio del mercado que abarcará el proyecto, saber medianamente el alcance que puede tener el proyecto y luego si tratar de mejorarlo y hacer que crezca, pero no generar un exceso de expectativas desde el comienzo (lo cual no significa no tener muchas ganas de realizarlo) para no defraudarnos al finalizar y no obtener los resultados espectaculares que creíamos que ibamos a obtener.

Perfeccionismo: considero que hay que tratar de mejorar siempre, pero nunca hasta el punto de obsesionarse con la perfección ya que nunca se alcanzará la misma y es más probable que abandonemos las cosas por la mitad al no considerarlas perfectas. Es mejor hacerlas bien que no hacerlas.

Compararse con los demás: no es bueno ni saludable. Uno puede admirar el trabajo de un colega, pero solo basta con tomar de ejemplo e inspiración, no podemos predender hacerlo igual porque las técnicas que funcionan para algunos no funcionan para otros y acabarán frustrándonos y desanimándonos por no poder hacerlo tal cual lo hizo un colega.

Pesimismo: No toda la gente es positiva, hay muchos que son pesimistas y eso dificulta mucho no solo el trabajo sino la vida, créanme cuando les digo que si bien el mundo no es color de rosa, tampoco es negro, la naturaleza es sabia, algunas cosas pasan porque así debe ser y otras podemos mejorarlas, centrémonos en lo que está a nuestro alcance, abarquemos proyectos que sabemos que podemos realizar ya que al finalizar un proyecto exitosamente aumentará nuestro autoestima.

Falta de realismo: Es similar a crearse falsas expectativas. Debemos tener un cable a tierra, algo que nos recuerde hasta dónde somos capaces de llegar y así podremos trabajar en proyectos que realmente estén a nuestro alcance, pudiendo así finalizar exitosamente un trabajo y no defraudando ni al cliente ni a nosotros mismos. No está mal querer superarse pero siempre con objetivos puntuales y realizables.

Estas son las causas, ahora para ganarle al desánimo a la hora de trabajar yo considero que la voluntad juega el papel más importante.  Si algunas de las causas que mencionamos arriba concuerdan con Uds. pueden pedir ayuda, pueden tomarse un respiro y reeplantearse las cosas, tratar de mejorar y cambiar siempre es bueno.

El diseño es como la cocina, un buen cocinero no solo se sabe la receta, debe hacerla con ánimos y afecto para que la comida salga relamente deliciosa, y el diseñador es igual… no alcanza con conocer la teoría y la práctica, tiene que gustarnos lo que hacemos, tenemos que tener ganas de realizar el proyecto, necesitamos estar motivados para trabajar de forma freelance. Si tenemos una motivación solo resta sumarle un poco de voluntad para terminar lo que comenzamos y al ver uno, dos, tres, veinte proyectos concretados verán como el autoestima, las ganas, y sobre todo el ánimo aumenta.

 

porno izle rokettube brazzers